¿Por qué se confunden el Día de Todos los Santos, Día de fieles difuntos y Día de Muertos?

Con un solo día de diferencia es muy común, en nuestro país, confundir el Día de Todos los Santos con el Día de los Fieles Difuntos, ni que decir tiene mezclarlo con el Día de Muertos o las festividades cada vez más presentes como Halloween.

Nos parecía interesante inaugurar este Blog con una de las curiosidades más desconocidas entorno a estas tres celebraciones que se dan cita para iniciar el mes de noviembre.

En que se parecen, sus diferencias, y la enriquecedora variedad de ritos, ceremonias y festejos que emanan de ellas, conmemorando estas tres festividades de diferentes formas y costumbres, a lo largo y ancho del planeta.

Día de Todos los Santos:

Es una celebración mayormente cristiana, celebrada como festivo nacional en España y muchos otros países históricamente cristianos. La celebración litúrgica cristiana, suele comenzar en la víspera del 1 de noviembre y finaliza con el día. El catolicismo conmemora este día a Todos los Santos que están en el cielo, aquellos que fueron canonizados y los que “no” (aquellos que no tienen una fiesta concreta en el año).  Todos los cristianos son llamados a rezar para recordar la muerte y resurrección de Jesucristo, permaneciendo vivas las creencias de la muerte y la resurrección para todos los cristianos. Aquí os dejamos un video.

Entre las costumbres más arraigadas más allá de la religión, destacan las visitas masivas a los lugares de descanso de los seres queridos que han partido. Engalanar los cementerios, donde la flor favorita y predominante suelen ser los crisantemos por su vinculación con la eternidad. Costumbres culinarias como cocinar y disfrutar los denominados Buñuelos de Viento o Huesos de Santo, realizar castañadas o magostos, entre una variedad de diferentes dulces típicos propios de esta festividad.

También hay espacio para el teatro donde cobra especial relevancia la representación de Don Juan Tenorio de José Zorrilla, cuyo personaje rebelde y pecador, obtiene la redención en una obra maestra de nuestra historia literaria, cuyo acto final tiene lugar en la citada noche de Todos Los Santos.

Día de fieles difuntos:

La fiesta de los difuntos propiamente dicha está enfocada al rezo por los difuntos. Aquellos cristianos bautizados, que se cree están en el purgatorio debido a sus culpas y pecados menores, según la doctrina católica son ayudados a limpiar su alma a través de las oraciones de los fieles en la tierra. Representa una forma de pedir indulgencia por aquellos que se fueron sin poder hacerlo.  Son habituales las celebraciones de misas en su recuerdo y que diferentes personas se junten para rezar el rosario por todos ellos.

Día de Muertos:

Esta celebración tradicional mexicana representa una de las expresiones culturales más antiguas y de mayor fuerza entre los indígenas del país.  Considerada una de las representaciones más importantes del patrimonio vivo de México y del mundo, tiene la finalidad de honrar a los muertos, festejando su memoria con coloridas ofrendas y curiosos rituales.  

Considerada por la Unesco como …un encuentro anual entre las personas que la celebran y sus antepasados, desempeña una función social que recuerda el lugar del individuo en el seno del grupo y contribuye a la afirmación de la identidad… fue distinguida por la institución como una Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Se celebra durante los días 1 y 2 de noviembre y tiene cierta vinculación con las celebraciones católicas de Día de los fieles difuntos y Todos los Santos.

Halloween:

Vamos a finalizar con una breve reseña a la vistosa celebración de Halloween. Esta celebración pagana de origen celta marcaba el fin de año el día 31 de octubre. Este calendario señalizaba así el inicio de los días más cortos y las noches más largas, a la vez que celebraban el fin de la cosecha.

Como no, la vinculación con la muerte existe, ya que para los celtas este día significaba el fin de la muerte o el inicio de una nueva vida. La noche del 31 de octubre realizaban rituales de carácter purificador.  Entre sus costumbres destacaba dejar ofrendas y dulces a los muertos, así como encender velas que ayudaran a guiarlos en su camino al más allá.

El auge del catolicismo influyó en que se cristianizara esta fiesta, denominándola víspera de Todos los Santos, cuya traducción al inglés “All Hallow´s Eve” derivó en lo que hoy conocemos como Halloween. Sin duda, una de las noches preferidas por los más pequeños, donde los disfraces, dulces y las distintas variaciones del “truco o trato” hacen las delicias y llenan de aventuras las mentes de los más traviesos de la casa.

My New Stories

especial duelo funeraria gijonesa